El santuario de las vacas en el rodaje de Xtrems

 

Durante el rodaje de Xtrems, nuestra primera película, tuvimos un par de días de rodaje en una granja de vacas, todo una excursión cerca de Guissona a una alquería repleta de vacas que simulaba la casa de uno de los personajes. Teníamos unas cuantas escenas al lado de la vacas, que para eso fuimos, y la gran sorpresa la tuvimos cuando Pol Turrents, nuestro director de foto, decidió colocar un reflector con un trípode dentro del establo.

¿Qué pasó? Pues algo inaudito, todas las vacas, absolutamente todas se pusieron alrededor del estandarte y empezaron a mugir al unísono como haciendo una ceremonia mística idolatrando el tótem que acabábamos de plantar. Nos quedamos sin vacas de figuración y, lo peor, era imposible rodar con sonido directo. Al quitar el trípode con reflector empeoraron aún más las cosas ya que la vacas fueron detrás del eléctrico y quedaron todas en dirección contraria a la orientación del plano que teníamos preparado hacer.

Cambio de planes, fuimos a rodar a otra localización a la espera que los pobres animales se tranquilizaran y gracias a la agilidad creativa de Pol rodamos sin luz para que nuestra “figuración” posara tranquilas ante nuestros actores y cámaras.

 

Vídeo relacionado con la anecdota

Personaje/s relacionado/s con la anecdota